the encerrados afuera interviú: Mi Pequeña Muerte

Mi Pequeña Muerte está integrado por Julián Perla en guitarra y voz, Nicolás Merlino en guitarra, Germán Perla en batería y Diego Martinez en el bajo. Recientemente editaron su tercer disco, Un futuro brillante (Si Supieras Discos, 2009). Los álbumes anteriores son “Hospital” (2004) y “El Cazador” (2007).
Link Relacionado: Reseña de Un futuro brillante – Mi Pequeña Muerte.

Entrevistó: J. Pérez.

¿Cuáles son las principales diferencias del nuevo álbum Un futuro brillante con los discos anteriores?
Julián Perla: — Nuestro primer disco fue una rareza: grabamos canciones mientras aprendíamos el oficio, antes de tocar en vivo y sin ninguna pretensión de camino, encerrados en nuestra casa de San Martin, con una PC y dos micrófonos. El segundo, El Cazador nos encontró ya conformados como grupo, con la certeza de estar encontrando un lenguaje propio y con mejores herramientas como para plasmarlo en un disco. Un futuro brillante es aprendizaje y desaprendizaje al mismo tiempo, evitamos algunos lugares que solíamos frecuentar y así aparecieron otros. Por ejemplo, darle mas protagonismo a las voces, no dejarlas en un segundo plano, y no enmascararlas con kilos de reverberación. Trabajar en la base ritmica, no usar practicamente pluggins o instrumentos virtuales, hacer tomas inmediatas y darle más lugar a los silencios. Hay tumbadoras, rayadores, trompetas y saxofón, palmas, udues y akonting.

¿Cómo fué la grabación?
JP: — El disco fue grabado con total libertad y alegría, nunca antes habiamos disfrutado tanto a la hora de grabar. Es el tercero que producimos en conjunto con Norman Mac Loughlin, otra vez decidimos usar nuestro estudio Patada Voladora y estamos muy contentos con la decisión y con los resultados.

¿Cómo trabajás las letras? ¿Salen de una o te llevan mucho tiempo? ¿Qué te inspira?
JP:— Para los que escribimos canciones, a veces tenemos suerte y la vida es generosa… hay historias que pasan al alcance de la mano y entonces hay que poner más el cuerpo que la imaginación… Esta vez llegaron casi todas juntas y son el resultado de las todas las experiencias materiales y mentales que tuve en el último año.

En la canción “La misma calle” dicen: “No dicen nada los grupos nuevos”. ¿Es realmente así? Si no, ¿Quienes te parece que dicen algo?
JP: — Particularmente en esa canción el personaje sufre algún desengaño y corre a escuchar un disco que lo acompañe en el sentimiento, como se suele hacer en esos casos y claro, en el presente no están los grupos que le hablan de ella, están en el pasado, en la música que compartían. Básicamente, el tipo va a escuchar las canciones que escuchaban juntos, canciones de otra época.

Otra frase del disco: “No tengo un futuro brillante en este país” ¿Pensaron en irse a probar suerte a otro país? ¿Si tuvieran la oportunidad, se irían?
JP: — Iríamos a tocar a donde sea posible y el tiempo que sea necesario, pero a ninguno de nosotros se nos ocurre dejar Argentina. En la canción el personaje enumera lo que algún tercero le endilga: que no tiene elegancia ni futuro. Y el festeja porque sabe que la elegancia no es importante y el futuro no existe.

¿Cuál fue el lugar más raro donde tocaron?
JP: — El lugar más raro fue en el auditorio de un sanatorio, en Córdoba, en 2004. En realidad teniendo en cuenta que nuestro primer disco se llama Hospital y era lo que estabamos presentando por aquellos días, puede que no haya sido tan extraño. Este año tocamos en San José de Costa Rica y fue extraño y placentero a la vez tocar nuestras canciones en un país donde nunca imaginamos llegar.

¿Cómo ves la escena argentina actual?
JP: — Viva, con muchas propuestas y para todos los gustos. Yo celebro la obstinación de algunos grupos en seguir expresándose y creando sin ningún “rédito” aparente, incluso hasta perdiendo dinero. Recuperando el placer de tocar y compartir, que es el motivo mismo por el cual uno elige el camino de la música y desde donde se crean las mejores obras.

¿Cuáles son los discos qué más estás escuchando este año?
JP: — Todas novedades: Walls and Bridges, de John Lennon; Slow Train Coming de Bob Dylan; London Calling de los Clash; Catch a Fire de Bob Marley, I am The Cosmos de Chris Bell, Face to Face de los Kinks, Emoh de Lou Balrow.

[fbcomments]

No comments yet.

¿Tenés algo para decir?