Otra a la que le habíamos puesto demasiadas fichas. Igual no estuvo mal. Alemana, modernita, simpática. Un gordito medio gil, originario de la ex Alemania Oriental, y su cínico y occidental profesor del seminario de motivación quedan frente a frente tras un estúpido accidente que los deja en otra dimensión. El mundo ya no es el que conocen y tienen que aprender nuevas reglas; en particular, lo que sucede cada vez que se cierran las puertas. Más allá de la comedia y la ciencia ficción del título, subyace de manera bastante transparente el trasfondo histórico post caída del muro. El personaje buenudo lo dice claramente: “yo estoy acostumbrado a esto, vivía en un país y de repente un día me desperté y era otro, el lugar era igual pero la gente era completamente distinta”. En fin, no está tan mal la metáfora. Buena, pero no imperdible.

[fbcomments]

No comments yet.

¿Tenés algo para decir?