Morrissey y las sinfonías nunca tocadas

Llegó por fin el momento de ver la quinta temporada de The Wire. Es de 2008 y la tengo a mano desde el año pasado. Creo que esperaba un momento como este. Sin Game of Thrones ni Mad Men hasta el año que viene. Con el Mundial que se ve tan lejano que parece que alguien me lo hubiera contado.

Creo que nunca fueron tan difíciles los días post Copa del Mundo.

A la sensación de vacío la acompañó la tarea de encarar la lista larga de “Cosas para hacer después del Mundial”. Desde esos trámites fácilmente postergables hasta la escucha con más atención de un par de discos.

Ahí estaba el de Morrissey, “World Peace Is None Of Your Business”, que si le sacás esa que dice “Hurra, el torero se murió”, esta vez es bueno. Bah, “bueno”. No tanto como para llevártelo a una isla desierta (por ahí solo si tenés el iPod de 160 gigas), pero sí para escuchar cada tanto y decir “mirá vos, aparte de ser la estrella en la sección chimentos de NME y Pitchfork, todavía canta”. Algunas de las canciones de “World Peace Is None of Your Business” se podrían incorporar al playlist de lo mejor del 2014, pero mis favoritas están entre los bonus tracks de la edición deluxe. Que tan deluxe no será porque fue la primera versión que estuvo disponible cuando el disco se filtró aquel lejano 2 de julio, un día después del golazo de Di María a los suizos. Que tan deluxe no es si los espotifais te la ofrecen sin cobrarte ningún extra.

Son tres canciones, una atrás de otra. De esas con pocas pretensiones, cantadas con placer, que podrían hacerlas The Divine Comedy o Los Campesinos. Ninguna será “Break Up The Family” o “Alma Matters”, pero podrían ser “The Never-Played Symphonies”, otro encantador lado bé que sin dudas entra en el top 10 de la carrera del vegetariano de Manchester.

“Drag The River”, “Forgive Someone” (¡como le gusta a este tipo usar la palabra forgive!) y “Julie In The Weeds” te hacen olvidar los caprichos de diva, malestares estomacales y tribuneadas que lo convierten en noticias compartidas hasta el hartazgo. A “Drag The River” me la imagino cantada por una versión Elvis en Las Vegas de Mozz que a la hora del final a toda orquesta se pasa toallas por el cuello y se las da a las viejas locas y los ancianos sensibles de la primera fila. “Forgive Someone” es para lluvia de gladiolos, por algo dice “When I was still ill” en su letra y “Julie In The Weeds”, otra mid tempo atemporal (esta vez con trompeta, acordéon y didgeridoo) tiene destino de soundtrack indie. Decí que las frases “escuchá esta canción, te va a cambiar la vida” y “te grabé un casette con mis canciones tristes favoritas, son totalmente miserables” ya se usaron.

Ya que estoy, les dejo mi top 10 de canciones de Morrissey solista (más un cover como bonus track)

[fbcomments]

1 Lectores Comentaron

Unite a la Charla
  1. Romau on 25 agosto, 2014
    Muy bueno, me gustó la nota y el top ten muy bueno.

¿Tenés algo para decir?