Alucinaciones en familia: controlar el clima

No paro de bailar

En la película 20.000 días en la tierra, Nick Cave dice que escribir sobre el clima es una manera de controlarlo. Este otoño fue extraño en Buenos Aires, abril fue un mes en que llovió más días de los que no. Una de esas noches de diluvio me enteré que tocaba Pau O´Bianchi en Plasma (al otro lado de la ciudad). Sin dudar me fui de Caballito a Almagro y de Almagro al centro para llegar por fin a escuchar los últimos tres temas. Viajar para escuchar música (ya sean 50km o 3 colectivos) tiene cierta épica que hace la escucha más corporal o triunfal, algo así como un premio por haber recorrido ese camino.

Llegar a un lugar familiar después de un raid de varios colectivos y esperas infructuosas, tiene su lado de contención. En cuanto crucé la puerta escuché a la banda tocar, así que subí a las corridas y ví a 8 músicos amuchados en el escenario por el que pasaron bandas como El Mató o Prietto Viaja al Cosmos con Mariano.

El lugar estaba repleto por quiénes habíamos ido a ver a al guitarrista y al baterista de 3pecados con su nueva banda, Alucinaciones en familia. Banda de la que no había escuchado ni un sólo acorde antes de entrar ahí y por la cual me sentí instantáneamente llamada a moverme, sin darme cuenta estaba como en esa escena de Los Paranoicos, bailando sin forma ni consciencia en medio de un lugar repleto. El final del recital me hizo abrir los ojos y notar que todos estábamos empapados en sudor por el movimiento que nos generó ese “dream team del indie uruguayo”.

Pau es un músico de los más activos de Uruguay, siempre está trabajando en algo nuevo y en estos años estuvo por Buenos Aires con 3pecados, Millones de casas con fantasmas y ahora con Alucinaciones. Tiene un sonido muy particular que lo hace fácil de reconocer, su tono de voz y sus melodías entre pop, rock, punk, son melodías dulces con letras duras (y graciosas). Alguno de sus discos me acompañó un fin de semana largo con amigos en una casa de Tigre, esa cadencia en su voz iba muy bien con el lugar.

Después de cruzarme la ciudad, terminar empapada en sudor, y escuchar sólo 3 temas, pude llevarme el disco que todavía está puesto en el equipo. Tantos días seguidos de lluvia y gris hicieron que asocie este disco a los días nublados, pero no por bajón, sino porqué es lo mejor para combatirlo. “I could con­trol the weather with my mood back then. I just couldn’t con­trol my moods, you know.”

Laura Larrea

[fbcomments]

No comments yet.

¿Tenés algo para decir?